La tarima sintética es un material innovador que se caracteriza fundamentalmente por ser un producto que requiere un mínimo esfuerzo de conservación. El producto presenta la misma apariencia estética que la madera natural pero, por su composición, es mucho más resistente y duradero.

Se trata de un producto de alta calidad y gran variedad de diseños, colores y texturas. Además está compuesta por productos sostenibles que contribuyen con el ahorro de recursos naturales.