Se trata de un suelo natural, sostenible, saludable y funcional. Compuesto a partir de la corteza del alcornoque, este pavimento destaca por su calidez, elasticidad y comodidad al andar, y su óptima insonorización.

Este revestimiento es ideal para suelo y paredes, pudiéndose colocar tanto pegado como flotante, y con acabados basados en los diseños más actuales.