El linóleo es un producto natural compuesto de aceite de linaza, resinas naturales, roca calcárea y madera en polvo. Su composición le confiere una gran resistencia, lo que lo convierte en un producto ideal para suelos domésticos o comerciales. Además de la amplia gama de colores y diseños, este revestimiento es elegido por su alto rendimiento y sus aspectos funcionales y ecológicos.