Son pavimentos que mediante distintos tipos de relieves, acanaladuras o botones, sirven para orientar y advertir de peligros como puede ser el fin de un acerado o el inicio de una escalera. Otra de sus características es que son antideslizantes.

Este pavimento es la solución perfecta para las personas con problemas de visión ya que facilita el acceso a transportes, edificios y otros lugares públicos. Su alto contraste táctil y visual evita el deslizamiento incluso con el piso mojado.

Este material está disponible en diferentes dimensiones y colores para crear contraste y facilitar la instalación en las distintas áreas como escaleras, vestíbulos, rampas, ascensores…