El césped artificial se ha convertido en la última tendencia para revalorizar terrazas y jardines, haciéndolos más acogedores y confortables. Entre sus principales cualidades destaca la sostenibilidad. Con este material se realiza un importante ahorro de agua y no requiere el mantenimiento de cortarlo o replantarlo.

Existen distintos modelos de césped, desde los más realistas y suaves a los más económicos, que se ajustan a los diferentes usos, gustos y necesidades.